En sueños

image

De vez en cuando
vuelvo a ver viejos rostros en mis sueños.
Rostros que un día quise
y no pude tener.
Por miedo o por imposibilidad,
¿qué más da?
Pero los vuelvo a ver,
aparecen tan resueltos,
tan vivos y esperanzadores
que,
por un momento,
me besan en los labios,
me tocan en una caricia de humo,
me hablan con los ojos llorosos,
me dicen que sí con voz trémula.
Con esa voz tan temblorosa y segura
que un día imaginé rozando mi pecho.
Esa voz que me duele.
Que me parte el alma.

La voz de una boca que en sueños he visto
escribiendo historias en mi vientre.

La voz silenciosa de un grito atronador
que en sueños me hizo
lo que no me hizo despierta:
más persona,
enamorada hasta el fondo de esos ojos negros;
más humana,
creyente por fin, dolorida de tanto amor;
más sabia,
decidada a sostenerla entre mis brazos.

La voz que me hizo sin hablar.
La voz que me rompió cuando se fue
y aun así
me hizo creer
que habría merecido la pena,
que se puede ser valiente en otra piel,
en otros huesos…

… entre sus piernas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s