Dos noches

Dos noches llorando no bastan para arreglar un cuerpo demasiado roto.
Dos noches de ojos rojos,
de palabras ausentes,
de música que es grito…

Dos noches, dos de esas noches no bastan
para recordarte cómo sonreías cuando tenías otras manos
apretando las tuyas.
No bastan para revivir todos esos años pasados,
todas esas tardes de café,
todas esas madrugadas tumbados en el suelo mirando las estrellas,
preguntándonos cómo sería el futuro
con los nervios y las ganas de quien cree en lo eterno y se equivoca.

Sus miradas.
Sus miradas me duelen como arpones.

Ya no están.

Fue mi culpa.
El adiós siempre fue mi culpa,
siempre es mi culpa.
El vacío también.

Los ojos queman.
Es agua que quema
aunque no cura.

Porque dos noches de llanto no hacen
sino dejarme, con suerte,
demasiado cansada y cerrar los ojos,
un momento,
para darme una tregua en esta eterna guerra
en la que mi peor -y única- enemiga
soy yo…

Anuncios

Párpados

Hace poco alguien me dijo que echaba de menos las introducciones en prosa que hacía cuando subía un poema. Fue un comentario anónimo, pero me alegró igualmente porque yo agradezco cualquier comentario. La verdad es que dejé de hacer esas introducciones porque la poesía muchas veces no necesita explicarse, aunque en realidad esos textos no […]

Los tristes

La risa de los tristes puede iluminar el mundo… Constantemente el mundo ataca a los tristes. Nos ataca. Nos echan a las fieras, amigos. Nos quieren muertos. Nos comen vivos. Constantemente nos dicen que así no se puede vivir. Que el dolor no es la respuesta. Y yo sonrío a esos pobres que no entienden […]

Ruido

Yo vivía en un completo silencio y tú me enseñaste a hacer ruido. Me enseñaste que crear es mirar a veces en blanco y negro. Que de vez en cuando es necesario romperse para reciclarse y hacer arte. Me enseñaste que gritando también se puede componer una canción triste. Que partiendo el bolígrafo sobre el […]

Devastada

Era una de esas noches… E   Vuelven los días negros como las lluvias a una estación de sequía. Vuelven y traen consigo tanta sal… Tanta bruma… En esta habitación azul y verde, fría, coloreada con una paleta de otoño-invierno, me revuelvo entre las ausencias como se revuelve un cuerpo solitario entre las sábanas nocturnas; […]

Colores

El quinto #Versato se tiñe de color y de melancolía. Ven, amigo. Acércate, atiende, dame la mano… Quiero contarte un secreto que muchos parecen rehusar, y prometo explicar con cariño propio de hermano. ¿Ves esas pinturas? Voy a contarte cómo se utilizan, cómo las miro, las alabo y se deslizan sus gotas de colores por mi […]

El ángel

Arriba, entre las nubes, él observaba todo bajo sus pies. Él veía las ciudades, miraba a sus gentes y se fijaba en los pequeños detalles de los pueblecitos. Tenía ese don, podía sentir lo que otros no sentían. Podía hacer cosas maravillosas, podía cambiar a la gente. Él era un ángel. Y desde allí arriba, […]