De tormentas y huracanes

tormentas
Ojos de ausencia,
azul de los lagos,
mirada de tristeza.
Le canto a un amor tan difuso
como el aliento de la niebla.
Es el vaho que se escapa de mi boca.
Es la tiza difuminada.
Es la sombra de una loca
que ni siquiera es ya mi sombra.
Hasta ella me abandona…

Dicen que el dolor se pasa;
que algunos días no llueve;
que otros, se llena el alma.
Pero yo no siento nada.
Ni dolor eterno ni alegría malsana.
Yo no siento nada…

Solo vacío,
ausencia,
una caída libre en mi pecho,
un agujero abierto
en mi existencia.
Una existencia vana.

Pasearé por las calles
sin más deseo que respirar.
Respiraré el aire enrarecido del deseo
sin más deseo que el de ir a esa ciudad.
A esa donde sus callejuelas prometen
ser el reflejo de una tempestad.
Pero sabed que es por eso que la quiero…
Que yo me caso con tormentas
y me enamoro de algún que otro huracán.

Anuncios

Inspiración

Este sexto #Versato abre una nueva etapa y por ello encierra referencias muy especiales. Gracias a todos los que inspiran mis poesías. Esto es para ellos…   Hay días en los que al mirar por la ventana imagino a un águila dorada sobrevolando prados más verdes que el verde de unos ojos desesperados por surcar […]

Colores

El quinto #Versato se tiñe de color y de melancolía. Ven, amigo. Acércate, atiende, dame la mano… Quiero contarte un secreto que muchos parecen rehusar, y prometo explicar con cariño propio de hermano. ¿Ves esas pinturas? Voy a contarte cómo se utilizan, cómo las miro, las alabo y se deslizan sus gotas de colores por mi […]